Echar un vistazo.

   El otro día me preguntaron por qué opción de inversión hubiese optado si tuviera veinte años. La verdad, nunca lo había pensado. Y eso fue lo que respondí.

   A priori, creo que una inversión tipo “Bogleheads” sería la respuesta.  Pero, precisamente, dar respuesta a la pregunta me hizo echar un ojo a ver… “¿qué hay de nuevo, viejo?”.

   Y para sorpresa mía, pues sí, encontré alguna novedad: un complemento perfecto para un viejo conocido casi por todos.

   El viejo conocido es el Vanguard Dividend Appreciation ETF, VIG (https://personal.vanguard.com/us/funds/snapshot?FundId=0920&FundIntExt=INT), un ETF como pocos que conozco. Si no has oído hablar de él, merece la pena que le eches un vistazo.

   Y la novedad, un complemento del que hasta ayer mismo no tenía conocimiento de su existencia:  el Vanguard International Dividend Appreciation ETF,  VIGI (https://personal.vanguard.com/us/funds/snapshot?FundId=4415&FundIntExt=INT).  El mismo concepto, pero en versión internacional. Como he dicho, un complemento perfecto para el VIG.

   Creo que no cambio mi respuesta: una cartera de fondos indexados tiene, para mi esquema inversor (ahora y a los veinte años) más ventajas que inconvenientes sobre una de ETFs, pero creo que el pequeño descubrimiento puede alegrar a más de uno y por eso lo comparto con vosotros.

   Y para los que se pregunten el porqué de mi reafirmación, pues os lo cuento a modo de pros contras:

   En contra de la cartera de fondos indexados frente a una de ETFs:

  • Mayor comisión inherente a los fondos que a los ETFs.

   A favor de la cartera de fondos indexados frente a una de ETFs:

  • Menor coste por operación de aporte / retirada: los ETFs se compran y venden con comisiones similares a las que se aplican en la compra de acciones, mientras que en los fondos, esa comisión suele estar incluida en la comisión total del propio fondo. Para muchas compras periódicas, un fondo de inversión probablemente evite mucho gasto en comisiones.
  • Posibilidad de rebalanceo o cambio de tipología de fondo (por activos, por riesgo, por diversificación, etc.) sin peaje fiscal.

   En cuanto al reparto de dividendo de los ETF, no lo veo como ventaja o inconveniente, ya que se puede obtener el mismo resultado con ambas opciones: en mi caso yo prefiero dividendos repercutidos y no distribuidos. El dividendo distribuido (en efectivo) me obligaría, en época de aportación, a su reinversión, incurriendo, en el caso de ETFs, en una comisión de compra adicional. En época de “recepción”, el dividendo en efectivo de los ETFs podría ser de utilidad para no tener que realizar una venta de participaciones, pero en el caso de fondos puede obtenerse el mismo resultado buscando un fondo de reparto (que paga dividendo en efectivo), y el traspaso a este fondo de reparto estaría también exento de peaje fiscal. La cuestión aquí, sería encontrar un muy buen fondo de reparto, porque echando un ojo al panorama, hay muchos que utilizan el propio patrimonio del fondo para pagar el dividendo, o la utilización de derivados. Pequeñas argucias… que hay que analizar con lupa de muchos aumentos.

   Pero hoy me quedo con la experiencia de cómo el análisis de una simple pregunta (¿por qué opción de inversión hubiese optado si tuviera veinte años?) me ha llevado a un pequeño descubrimiento… Y es que a veces merece la pena salir a “echar un vistazo”.

echar-un-vistazo

6 opiniones en “Echar un vistazo.”

  1. Yo el Vig hace tiempo que lo sigo, aunque aún no lo tengo en cartera. En cuanto al vigi, me.parece interesante para entrar en buenas empresas europeas, ¿Sabes qué ocurre con estos fondos /etfs con la doble retención de dividendos? ¿Se ven igualmente afectados al igual que un inversor particular?

    1. Hola Miguel, bienvenido.

      Estos ETFs, al igual que ocurre con las acciones de mercados extranjeros, se ven afectados por la doble imposición, de modo que hay que realizar la gestión oportuna en el caso de que tu broker no lo haga por tí. Esa gestión pasa por cumplimentar el formulario W-8BEN y remitirlo al IRS (Internal Revenue Service). Tienes una fantastica entrada a este especto en un blog amigo: http://www.cazadividendos.com/cobro-dividendos-estados-unidos/

      Un saludo.

  2. Hola (f)independencia,

    En mi caso sería una combinación de fondos value y fondos indice (nunca acciones individuales, que, de hecho, iré sacando de mi portfolio según vaya teniendo oportunidad)… la pregunta que me hago es qué % a cada tipo de fondo.

    Ahora mismo no tengo nada en fondos indices… pero es una espinita que me voy a quitar en breve empezando con algo tipo Vanguard del mercado europeo (que, por lo que dicen, está mas infravalorado que el americano… aunque uno nunca sabe).

    En cualquier caso, creo que si te vuelves a hacer la pregunta dentro de un año la respuesta será también distinta (al menos ligeramente) ya que todos vamos evolucionando, Kiyosaki lo llama la “inteligencia financiera” y según vamos aprendiendo o apreciando determinados detalles vamos cambiando. Claro, en mi caso particular, nunca seré trader intradía… pero dentro de la inversión a largo plazo hay muchísimas opciones… el problema es saber cuál será la mejor.

    Un saludo,

    HomoInvestor

    1. Hola HomoInvestor,

      Como bien sabes, en este mundillo, se sabe lo que pasó ayer, pero nadie tiene ni idea de lo que pasará mañana. Así que tu elección será tan válida como cualquier otra… Para el gusto se hicieron los colores.
      Yo personalmente, para % de distribución, utilizo la regla que aparece reflejada en la entrada “Bogleheads” (110-mi edad en RV). Y luego, tal como pone en dicha entrada, la ponderación de cada fondo, en función de la madurez del mercado. Pero las combinaciones son infinitas. Prueba, equiviocate… y así la próxima vez… ¡te equivocarás mejor! 😉

    1. Hola CarlosL, bienvenido.

      Con tal de no permanece en ese inmovilismo que no termino de entender (cada día menos, que escribo esto justo el día después de que España reconozca ante Bruselas que el fondo de pensiones, si nada cambia, se agotará a finales de 2017), todo cabe: los fondos gestionados por Paramés, hasta ahora, han sido una buen opción… Entonces, ¿por que no?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *