El problema no es por qué no eres rico. El problema es por qué no estás en el camino para serlo.

“Ser o no ser. Esa es la cuestión”. ¿Esa es la cuestión?

No en este caso.

Te hago dos afirmaciones:

  • “Puedes ser rico si tienes mucho dinero, y entonces te da igual el tiempo”. Aunque esto suele ser bastante improbable.
  • Pero también “puedes llegar a serlo si tienes poco dinero pero mucho tiempo”.

Notarás que entre ambas afirmaciones hay similitudes y diferencias:

En ambas afirmaciones utilizo la palabra “puedes”. Como verás no doy nada por seguro.

En el primer caso, me baso en la afirmación de que “un tonto y su dinero no permaneces juntos demasiado tiempo”. Y no sólo eso. No es simplemente que seas tonto, puede ser simplemente desconocimiento. Si no se sabe cómo funciona realmente el dinero, este simplemente se gasta. Así de sencillo. Así de duro. Así de real. Y da igual de qué importes estemos hablando. Si no te lo crees, te invito a que veas el documental “Broke. Estrellas en la ruina” (https://www.youtube.com/watch?v=1oxHn-DP2Wc). Verás que las cantidades de las que se habla en ese documental son astronómicas. Verás que las personas no son tontas. Verás simplemente que lo que hay es un gran desconocimiento, pero que es capaz de llevarse por delante fortunas inmensas. Una sola frase, en el momento apropiado habría servido para poner alguna cosa en su sitio, toma nota: “Los ricos no viven de su dinero. Viven del dinero que genera su dinero”.

Así de sencillo.

En el segundo caso, estoy firmemente convencido de que “puedes llegar a ser rico”, pero vuelvo a insistir en el “puedes”, porque desconozco casi todos los parámetros de tu ecuación: cuánto dinero es ese “poco dinero”, cuánto tiempo tienes por delante, qué te depara el futuro… No tengo bola de cristal, lo siento. Pero creo que estará de acuerdo conmigo en que es mejor hacer algo y tener incertidumbre, que no hacer nada y tener la certeza de un futuro poco prometedor.

En cuanto a las divergencias de las dos afirmaciones, si profundizas en su análisis, verás que al final es sólo cuestión de una cosa: es cuestión de TIEMPO.

Poco dinero + mucho tiempo = más dinero.

Más dinero + más tiempo = mucho más dinero.

Mucho más dinero + más tiempo = muchísimo más dinero.

Muchísimo más dinero + más tiempo =… ¡eres rico!

Sencillo, ¿no?

Entonces… “¿Por qué no soy rico?”, te estarás preguntando.

Pues la respuesta vuelve a ser sencilla:

  • Porque no has invertido las dos cosas que componen la ecuación, y que son poco dinero, y mucho tiempo.
  • Porque, sencillamente, NO TE LO CREES.

 

Esa es la cuestión. Que no te lo crees. Que suena TAN sencillo que ni siquiera te has parado a pensarlo. Que te pones disculpas del tipo “no me gusta”, “no entiendo nada”, “me da pereza”, “ya lo haré más adelante”… sin darte cuenta de que cada una de ellas te hace perder el activo más importante de toda la ecuación, que ¡adivinaste!, NO es el dinero, sino el TIEMPO.

Y si entiendes esto, verás que efectivamente el problema no es por qué no eres rico. El problema es por qué no estás en el camino para serlo.

Empieza cuanto antes, y así te estarás concediendo una oportunidad. Un “puede”. Vuelvo a insistir en que en que es mejor hacer algo y tener incertidumbre, que no hacer nada y tener la certeza de un futuro poco prometedor.

Empieza cuanto antes. Y podrás llegar a ser (f)independiente.

6 opiniones en “El problema no es por qué no eres rico. El problema es por qué no estás en el camino para serlo.”

  1. Hola Fansworth, acabo de descubrirte en el blog de Cazadividendos y me he leído varias entradas tuyas del tirón.

    Simplemente , me ha encantado…

    Yo tengo un humilde blog también de esto de la inversión, pero que apenas habla de bolsa, porque no soy un entendido en la materia…Lo mío va más en clave de humor, contando chistes y cosas de la vida rutinaria.

    Bueno, a lo que iba, te he incluido en una lista de blogs que tengo en mi página para que mis amigos lectores (que son unos cuantos) se pasen por aquí.

    Espero que no te moleste…

    Saludos y te leo en tu próxima entrada.

    1. Hola Pobre Pecador,

      Agradezco tu comentario, y tu referencia, por supuesto, es bienvenida. Muchas gracias. Ayer me dí un paseo por tu blog, y aparte de esas cosas “de la vida rutinaria” que comentas, vi también un trasfondo de búsqueda de independencia financiera interesante. Y bien enfocado. Ánimo, creo que no te descubro nada si te digo que es “sólo” cuestión de tiempo. (“Sólo”, entre comillas, porque no es poco).

      Un saludo.

  2. Otra entrada que me ha gustado mucho.

    Como dices, la cuestión es iniciar el camino cuanto antes, ya que gracias al tiempo es como puede hacerse posible nuestra meta. El interés compuesto y buenas empresas… Y mucho tiempo como dices.

    Un saludo.

    1. Hola Rumbo100k,

      Matemática pura. Divino tiempo. Uno de tres factores que intervienen en la fórmula del interés (capital, redito , tiempo). Verás que llega un momento en que el peso de cada uno de los factores se altera y cambia tu percepción. En cuanto consigas tu objetivo de llegar a los primeros 100k, verás que el tiempo deja de tener tanta importancia… y es el capital el que fluctúa a velocidad de vértigo, en muy poco tiempo. Y que las aportaciones que hoy te cuesta un esfuerzo realizar, se hacen solas. y complementan tus nuevos aportes aceleranto mucho todo el proceso. Si permaneces fiel a lo que predicas en tu fantástico blog, no me cabe duda de que tu capital engordará tanto ¡que el tiempo empezará a ser lo que menos te preocupe!.

  3. la frase del post: “Los ricos no viven de su dinero. Viven del dinero que genera su dinero”
    Magnífica

    Saludos

    1. Hola Carlos L.

      Gracias por tu comentario. Estoy convencido sobre la afirmación: se puede ser “adinerado”… o rico. Y la diferencia al final es esa: si puedes vivir exclusivamente de las rentas, eres rico. Lo que no quita para que sigas trabajando con empeño. Porque es algo que, paradójicamente, pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *