Hacerse millonario es como bajar de peso: todo el mundo sabe cómo hacerlo, pero muy pocos lo hacen.

   Aunque no queramos reconocerlo, somos complicados. No sé si por naturaleza, o por qué. Pero lo somos. Un ejemplo:

   Todo el mundo sabe lo que hay que hacer para adelgazar: comer poco y hacer ejercicio. Sin embargo, antes de esto, intentamos esquivar la realidad de mil maneras: aparatos, dietas milagro, pastillas, complementos alimenticios, sopas quemagrasas… y un larguísimo etcétera…

   Insisto, la solución ya es conocida: comer poco y hacer ejercicio.

   Y ahí estamos, intentando de todo, menos la solución ya conocida y que funciona.

   El ejemplo no es mío, lo refleja Josh Kaufman en su libro “MBA Personal”, y veremos que si lo extrapolamos al mundo del dinero pasa algo parecido.

   Cuando le digo a alguien que puede llegar a hacerse rico simplemente haciendo aportaciones periódicas a una cartera de 15 o 20 acciones que cumplan…

  • Que paguen dividendo.
  • Que hayan pagado dividendo ininterrumpidamente durante los últimos 15 años.
  • Que pertenezcan a empresas sólidas (y si no se sabe determinar cuando una empresa es sólida, valdría con que sea medianamente conocida por el público en general).

… desconozco el motivo, pero es probable que haga lo que sea, antes que esto.

   La respuesta al por qué tendemos a evitar la solución que funciona puede deberse a que en ambos casos se requiere tiempo. Tiempo. Únicamente eso. Pero somos impacientes, y queremos una pastilla milagrosa que acelere todo el proceso de adelgazar, o una técnica de trading para exactamente lo mismo, ahorrarnos el tiempo y tener el dinero contante y sonante ya… y paradójicamente, lo que pasa mientras tratamos de dar con ese santo grial, es que perdemos, precisamente eso, el tiempo.

   Tiempo… Siempre digo por aquí que es lo más valioso del mundo. Estoy convencido. Y no me cabe duda de que si dispones de tiempo… ¡tienes mucho ganado para llegar a ser (f)independiente!

6 opiniones en “Hacerse millonario es como bajar de peso: todo el mundo sabe cómo hacerlo, pero muy pocos lo hacen.”

    1. Hola Jose,

      Tienes razón. Los que empiezan tarde, lo tienen más difícil… porque el tiempo es una de las variables que intervienen en la ecuación. La otra es la cantidad de dinero que tienes capacidad de aportar… que también suele ser una variable muy limitante.
      Si se empieza tarde, tan tarde como para ser consciente de que no se alcanzará la independencia financiera, lo único que queda es un tener un buen plan para llegar de la mejor manera posible a la meta. La mejor manera, que no la óptima, está claro. Y en ese punto, tener bien claro qué opciones hay: que podrían pasar por tener algo ahorrado y una pistola o por un “downsizing“. Pero en cualquier caso, si eres consciente ya de la que se te viene encima… tendrás mucho ganado… ¡muchísimo!

      Gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

  1. Es que ahí has pinchado en hueso. Pedir a una persona paciencia y constancia durante 20 años es mucho pedir en una sociedad donde lo que se vende (y se compra) es la inmediatez. Por eso hay tan poca gente que busque la IF. Esperar 20 años sin disfrutar de los placeres del consumismo a cambio de poder no trabajar en ese momento es algo que muy poca gente compra. Primero, porque no se lo creen, y segundo, porque no se lo quieren creer, ya que implica renunciar a placer presente a cambio de bienestar futuro.

    Un abrazo,

    1. Hola Cazadividendos,

      En ocasiones te leo y me asusto… porque parece que me lees la mente. La sociedad actual es como la canción de “Queen”: I want it all, I want it now.
      El largo plazo no existe. Y mejor no creer en que el futuro vaya a presentarse… Al fin y al cabo, es más cómodo… aunque a medida que pasan lo años, esa inquietud vaya creciendo y creciendo… y llegue incluso a incomodar ese presente de “vive al día”. Y para entonces, tal vez sea tarde…

    2. cierto “Pedir a una persona paciencia y constancia durante 20 años es mucho pedir en una sociedad donde lo que se vende (y se compra) es la inmediatez”

      Qué pensais que podemos obtener de una encuesta propuesta a un público general donde se pregunte: “usted que prefiere, que le regale de forma inmediata y sin trampas 100.000 euros hoy o 1.000.000 euros en 20 años”?

      Saludos

  2. sobre este comentario sobre el factor tiempo del forero Jose “Los q empezamos tarde lo tenemos mucho más difícil.”

    ¿Cuanto tiempo creéis que se necesita para observar de manera evidente el interés compuesto si todos los años se va a aportando más o menos el mismo capital a un conjunto de acciones que repartan dividendo, son empresas solventes … bla, bla, bla, y se reinvierten los dividendos en ella?

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *