La paradoja del Dinero.

   El dinero. ¿Qué tendrá?… Un algo por el que las personas son capaces de hacer casi cualquier cosa…

   ¿Será que, como dicen, el dinero da realmente la felicidad? Ya te digo yo que no. Es más, en muchos casos, el dinero no sólo no proporciona la felicidad, sino que trae de la mano algunos problemas.

Y es que el dinero, como el vino, tiene vida propia.

¿Cómo se explica entonces que algo tan común como es el dinero, en ocasiones sea tratado como un tabú?

No está bien hablar de dinero… y sin embargo es muy complicado vivir un solo día sin realizar una transacción económica.

Abrimos los ojos por la mañana, encendemos la luz… Y ese gesto ya implica que un contador se ponga a contabilizar nuestro gasto… y eso significará un desembolso.

El desayuno…
El transporte hasta el trabajo…
El rendimiento de nuestro trabajo…

   Para bien, o para mal, casi todo, al final, está relacionado de alguna manera con una transacción económica. En última instancia, con dinero.

Y sin embargo, está feo hablar de dinero.

Hay dos cosas que harás hoy: una, pasar por el baño. Otra, mover dinero…

Paradójicamente, no se habla de dinero. Esta feo… pero a la vez (otra vez, paradójicamente) también está mitificado, y es objeto de deseo. Y para algunos, es símbolo de status. Y se asemeja al éxito.

Nada más lejos de la realidad. El dinero es sólo eso. Dinero.

   No implica nada más. Se puede tener. Se puede acumular. Se puede ganar y perder. Pero, como veremos aquí, tiene sus propias reglas, y hay que conocerlas.
Una de esas reglas, precisamente consiste en disociar el dinero de todo lo demás… de las creencias que la mayoría de la gente tiene sobre él. Esta regla es fundamental y muy importante para el éxito financiero. ¿Cuántas personas ricas conoces? Normalmente, no muchas. Sin embargo, parece que hay un sentimiento común hacia el dinero. Y ahí está el error. Pensar como los demás, te hará parecerte a ellos…

   – ¿Entonces?

   Pues ya lo hemos comentado: piensa diferente. Y esto pasa por disociar el dinero de todo lo demás, porque el dinero…

– No da la felicidad
– No es símbolo se status
– No significa éxito
– No… (lo que se te ocurra)

Es sólo eso, dinero.

Y si interiorizas esto, estarás más cerca de la (f)independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *