20, 30, 40… o incluso más.

Venti tantos…

Tal vez treinta y tantos…

Quizá ya cuarenta… o incluso más.

¿Y ahora qué?… Esa es la pregunta que te ha traído hasta aquí. Y ahora… ¿qué? Lo has pasado bien, has hecho algunas cosas, y los años han pasado. Yo viví lo mismo. Llega un momento en que esa pregunta se te pega y no te deja en paz. “Y ahora ¿qué?” El buen sabor de boca del pasado, empieza a amargarse por la llegada de un futuro incierto. Los años pasan, y hay algunas preguntas y propósitos aparecen en tu cabeza: “tengo que ahorrar, no puedo seguir así”… “¿y si el día de mañana no hay pensiones?”… “¿y si enfermo?”… o peor aún… “¿y si enferma (si lo tienes) algún hijo, algún familiar, alguien que realmente te importe?”… ¿y si me despiden? ¿y si me quedo sin trabajo?…

Tal vez has tenido apoyos… tal vez los sigas teniendo… pero el pensamiento y la necesidad de ser independiente te asaltan. Necesitas ser tú. Necesitas ser libre. Necesitas cambiar algo que te permita realizarte…

Pero la vida no cambia, y tu espera se prolonga en el tiempo… y ese día no llega. Y tienes buenas ideas, y planes, y piensas con inteligencia, pero nada cambia.

El sentimiento es cada vez más agobiante…

“Quiero montar algo”

Pero no puedo. Necesito tiempo. Necesito dinero…

Te suena, ¿no?

Como te he dicho, yo viví lo mismo, tal vez un poco más acelerado por eso de que la vida, casi siempre, se las gasta duras… pero lo cierto es que no queda más remedio que mirar hacia adelante y tirar. Con una diferencia, eso sí. Hasta hoy, es probable que hayas estado tirando “por inercia”. No es culpa tuya. No nos han enseñado. Y muchas cosas, las hacemos pidiendo opiniones de otros que… ¿realmente saben? Los “amigos” que amablemente te alejan de la senda equivocada con su “eso es arriesgado”, “eso no va a funcionar”, “estás loco”…
Pero hoy vas a separarte de la manada, y vas a empezar a tener un poco más de (f)Independencia.

¿Y que es la (f)Independencia?

De momento puedo contarte que la (f)Independencia es un estado personal que te hará más libre.

Un estado que conjuga habilidades técnicas, habilidades interpersonales y habilidades financieras. Ya verás que unas se complementan con las otras, y si consigues conocer tan sólo un poco de cada una, verás que tu crecimiento personal va a ser exponencial.

Y conseguirás algunas cosas. Tal vez llegar a tu meta…

¡Y serás (f)Independiente!